Katerine, en el estudio de Terra,  lista para el videochat