Cuando el cerebro ya no da para los trabajos finales, siempre hay cosas más interesantes que hacer: