Vista desde el helipuerto arriba del hotel St Regis.