Lo bueno de salir con el, es que siempre tenemos que devolvernos, y suceden momentos mágicos.