Cuando todo falla, la última ayuda te la da el chocolate.