Pocas veces vi el horizonte tan nítido