Que Dios y la Justicia guien los pasos para dar con los culpables de la cobarde muerte de este gran funcionario policial: Tte. Garrido, Aldo. Justiciaya!!