El Paraná sigue crecidísimo.